jueves, 28 de octubre de 2010

PERSONAJES DEL LIBRO

Sinclair: Personaje principal, protagonista y redondo.
Al inicio de la historia es un niño de diez años que vive
en su hogar familiar con sus hermanas mayores y sus padres.
Físicamente, y conforme pasan los años, nos es descrito
como un adolescente de complexión débil: delgado y alto.
En el colegio conoce a Max Demian, un chico que le llama
especialmente la atención y con el que al final entablará
una gran amistad y compartirá su particular y reducido
estilo de vida, y juntos formaran parte de lo que ellos
llaman “los marcados”.
Eso era lo que Sinclair, y el resto de los marcados,
buscaban: un nuevo camino, una nueva forma de pensar y
hacer las cosas, resaltar el individualismo rechazando a el
“rebaño” que formaban los demás y con la creencia de uqe
ellos perdurarían y serían los encargados de construir un
nuevo mundo en el futuro, pues el actual estaba condenado a
la desaparición.
El protagonista ve en Max Demian un modelo a seguir. Pasan
los años y Sinclair se va a estudiar a un instituto
internado fuera de su ciudad. Allí, y lejos de su añorado
Demian, el protagonista que ya es adolescente, sigue en la
dura labor de buscar su propio camino y al principio pasa
momentos duros e incluso se aficiona a beber. Supera sus
problemas con la bebida gracias a la atención que le presta
a una chica que se encuentra un día en la calle y porque
conoce a Pistorius, un hombre que le abrirá las puertas
hacía una nueva religión. Se vuelca de nuevo con sus
estudios y encuentra su verdadero camino cuando
descubreunuevo dios, su nuevo dios: Abraxas. Se
reencontrará con Demian y se enamorará de
la madre de este. Pasará junto a ambos los mejores
momentos de su vida, pero finalmente la guerra los separa.
El registro que utiliza es estándar en todo momento y solo
adopta un carácter un poco más coloquial en los diálogos,
no demasiado porque la mayoría los mantiene con Demian o
Pistorius, gente de conocimientos amplios, pero en algunos
podemos hallar exclamaciones propias de un registro
coloquial.

Max Demian: Personaje principal y redondo. Max Demian es un
chico un año mayor que el protagonista conoce en la
escuela. Maduro, educado, e inteligente, Demian llama
enseguida la atención de Sinclair por su sorprenderte
seguridad y la sensación de parecer un adulto que
trasmite.
Físicamente se nos describe de aspecto intemporal, de
rostro maduro y seguro, de ojos tristes pero con destellos
de ironía, de boca fina y decidida y de frente ancha.
De su cuerpo destaca, cuando ya es adolescente, un físico
potente, con los músculos trabajados y fuertes.
Demian parecía ya tener claro muchas cosas en diferentes
aspectos, como por ejemplo, en la religión: Dejaba claro su
incredulidad frente a diferentes relatos bíblicos y él
mismo deducía otras interesantes versiones que, a Sinclair
fascinaban.
Era hijo de una viuda y un buen alumno que no causaba
problemas ni a los profesores ni al resto de compañeros.
En realidad, el intentaba pasar desapercibido con un
comportamiento bastante bueno aunque con la mirada y los
gestos conseguía modificar la actitud de los compañeros, a
los que estudiaba, e incluso de los profesores.
Su relación con Sinclair durante toda la obra es muy buena,
ya que, le sirve de guía y ejemplo a seguir y lo acoge en
su casa junto con su madre, Frau Eva, como si fuese una más
de la familia.
El registro que utiliza Demian es estándar sin lugar a
dudas, además, en las explicaciones de sus teorías siempre
transmite la sensación de inteligencia y seguridad.
Su función principal en la obra es de amigo, compañero,
pero sobretodo de guía que ayudará al protagonista a elegir
su propio modelo.
Frau Eva: Personaje secundario y plano. Es la madre de
Demian.
Amable, educada e inteligente como su hijo, tenía unos
rasgos bellos pero extrañamente intemporales y una mirada
atrayente y segura, unos ojos negros y profundos, boca
fresca y madura, frente despejada y figura esbelta, llevaba
en la frente también el estigma de los marcados.
No se menciona ninguna ocupación laboral porque es una
señora adinerada.
Ella participaba con su hijo y Sinclair en los debates y
conversaciones que hacían con el resto de marcados en sus
reuniones, en buscar también otro camino alternativo. El
protagonista estaba enamorado de ella y Frau Eva lo sabía y
le rendía mucho cariño.
El registro que utiliza es más o menos igual de alto que el
de resto de personajes transmitiendo la misma seguridad y
trato educado y cordial.
En la obra, ella forma parte de las personas que buscan su
propio camino, de los marcados, y mantiene un relación muy
buena e importante con el protagonista, pues ella se
convierte en su amada.
Pistorius: Personaje secundario y redondo. Músico de
iglesia que Sinclair conoce mientras estudia en el
instituto internado. Es fundamental en el aprendizaje
teológico del protagonista ya que le ayuda a conocer más
sobre Abraxas y le expone sus teorías respecto a los temas
que a Sinclair le interesan.
Era un hombre inteligente, extravagante y tenía la extraña
capacidad de interpretar los sueños.
Su rostro era feo, salvaje y tenso, su boca infantil y sus
ojos transmitían fuerza y orgullo. Había en su rostro un
contraste claro entre la parte inferior, de adolescente, y
la superior, mucho más adulta.
Su ocupación era la música pero el había abandonado sus
estudios de teología, su padre era sacerdote, porque
prefería al dios Abraxas antes que otras religiones.
El registro lingüístico utilizado por Pistorius es
estándar.
La función principal de este personaje la define
perfectamente esta cita del propio protagonista.
Franz Kromer: Personaje secundario y plano. Era el enemigo
de la infancia de Sinclair. De personalidad fuerte,
dominante y mal educado era hijo de un bebedor y toda su
familia gozaba de mala fama; estaba dentro del “mundo no
permitido” y se dedicaba a hacer travesuras.
Era unos años más mayor que Sinaclair y de aspecto fuerte,
brutal y hostil. Su comportamiento era malo y en sus
chantajes le reclamaba dinero a Sinclair. Su presencia y
sus actos casi extorsionadores intimidaban y atormentaban
al personaje principal.
Su registro lingüístico es un más bajo que el de la mayoría
de personajes acentuando así su mala imagen.
En la obra, Franz simboliza todo ese mundo considerado
“malo” por el protagonista y relacionarse con él supone
para Sinclair el abandono del mundo “bueno” y el arrastre
hasta el mal, la perdida de la protección del hogar dulce,
infantil y moralmente perfecto; sus primeros pasos en el
otro extremo: el mundo no permitido.
Beatrice: Personaje secundario y plano. Muchacha que
Sinclair se encuentra un día en el parque y por la cual se
siente atraído. Alta, delgada, elegante y con el rostro
inteligente y masculino cautiva al protagonista. Enseguida
este empezó a fantasear y como desconocía su nombre le puso
el de Beatrice.
El nombre, pertenecía a un cuadro inglés que por lo visto
le recordaba a la joven. Nunca llegó a conocerla pero la
veneración que le procesaba le empujaron a la pintura, más
tarde a la lectura y a una actitud que le sirvió a Sinclair
para volcarse de nuevo con los estudios y abandonar la
bebida.
Beatrice no interviene en la obra, no obstante, provoca en
el protagonista un cambio de actitud necesario, por lo
tanto, hay que otorgarle a este personaje un mínimo de
importancia.
Alfons Beck: personaje secundario y plano. Compañero, más
mayor, del instituto internado en el que el protagonista
estudiaba. Lo introduce en el mundo de las juergas
nocturnas, las tabernas y la bebida. Simpático, irónico y
de actitud paternalista con el resto de compañeros, Alfons
era considerado un líder en el instituto, respetado y
admirado por sus hazañas escolares.
Alfons, lleva por primera vez a Sinclair a una taberna y
este pronto se convierte en asiduo de borracheras y juergas
nocturnas, hecho que acaba destruyendo el entorno del
protagonista y atormentándolo.
En conclusión, lo único que Alfons hace en la obra es
aficionar al protagonista a beber aunque también le
proporciona compañía cuando Sinclair más solo se siente.
El registro del personaje también es estándar, aunque
quizás sus pocas intervenciones no sean como los diálogos
de otros personajes con más, a priori, intelecto como
Demian o Pistorius.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada